Datos personales

Mi foto
Argentina/USA
Politóloga, Abogada y Diploma de Honor (UBA). Diplomada en "Human Rights and International Humanitarian Law" en la AMERICAN UNIVERSITY WASHINGTON COLLEGE OF LAW AND NETHERLANDS INSTITUTE OF HUMAN RIGHTS. Consultora del PNUD ARG 97/50. Participo en más de 30 eventos académicos vinculados a la temática penal y criminológica, exponiendo –entre otros-en el XII CONGRESO NACIONAL DE DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGÍA, Buenos Aires, Argentina,2005 y el CONGRESO NACIONAL DE CRIMINOLOGÍA,Buenos Aires, Argentina,2007. Es autora del libro "Realidad Carcelaria y Medios Alternativos a la Prisión", El Caso Argentino a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y las Ultimas Reformas Legislativas", Windmills Editions, California, USA, 2013. También de 10 publicaciones,en diferentes diarios y revistas argentinas. Asimismo es coautora de los siguientes libros: “Código Procesal Penal de la CABA. Comentado y Concordado”, Editorial Lajouane, BS. As., Argentina, 2008 y “Lecciones Preliminares de Derecho Penal y Procesal Penal", Editorial Lajouane, Bs. As., Argentina, 2010.

jueves, 25 de agosto de 2011

Protocolo para el Extravío o Desaparición de Personas. Autora: Dra. Patricia Taus.

Ante el debate y consecuente demanda de establecer, dentro del ámbito nacional argentino, un Protocolo para el Extravío o Desaparición de Personas, considero pertinente realizar un esbozo de las experiencias, al respecto, de dos regiones significativas en el mundo.

Los niños.
Es dable destacar que la mayoría de los casos las personas desaparecidas en los Estados Unidos y Europa tienen que ver con los niños desaparecidos. Los niños son sustraídos de los parques, las carreteras, y las zonas públicas, como centros de compras. Cuando esto acontece los dos días siguientes al secuestro son los más importantes. Dentro de las siguientes cuarenta y ocho horas, el niño tiene más posibilidades de ser encontrado con vida. Sin embargo, después de transcurrido, dicho lapso, la oportunidad es de encontrarlo o que se encuentre con vida se reduce.
Los secuestros de niños se suceden en todo el mundo desde hace muchos años. Sin embargo, en los Estados Unidos y Europa, han disminuido en el transcurso de los últimos veinte años. Esto se debe, principalmente, al fuerte incremento en la educación de los niños: se les enseña a permanecer fuera de las situaciones en que pueda ocurrir el secuestro; qué responder y hacer si una persona se acerca a ellos en un intento de secuestro. Sin embargo, todavía hay muchos niños desaparecidos por día.
Lamentablemente, la mayoría de los niños en estas regiones son secuestrados por familiares, amigos o conocidos. Debido a la educación, precedentemente descripta, generalmente, resultan vulnerables a sus allegados. En el caso de los padres lo antedicho ocurre por cuestiones vinculadas a la custodia del menor. A pesar de que, en éstos supuestos, no existe peligro de que el niño sea dañado, la Corte ha decidido que si la custodia le corresponde al otro progenitor, el que tomó al niño comete delito de secuestro.
En mínimos casos, cuando es secuestrado por un desconocido/a, las consecuencias para el menor suelen ser más gravosas.
La forma de actuación de las fuerzas de seguridad es la siguiente:
1) a que el delito de secuestro conlleva una punición elevada; si la persona saca al niño de su estado (provincia o CABA en la Argentina) se convierte en una figura agravada.
2) El departamento de policía, con jurisdicción en el lugar donde se cometió el delito, encabeza la investigación e intentará encontrar al niño desaparecido. Asimismo, castigará la acción del culpable. La pena se modifica en función de diversos factores, a saber: el tiempo en que el niño se encuentra desaparecido, lo acaecido con él durante la privación de su libertad, y cuál era el propósito del secuestro.
3) Cuando el menor es secuestrado más allá de las líneas estatales, la situación del imputado se agrava, conllevando un mayor castigo. A modo de ejemplo, en los Estados Unidos, se involucra él FBI. Asimismo, en Europa, el secuestrador tendrá mayor penalidad si ha trasladado al niño de un país a otro.
Protocolo para niños desaparecidos:
A pesar de que los sistemas de la policía en los Estados Unidos y Europa son diferentes, sus protocolos son similares. Ambos, intentan que la noticia sea de público conocimiento, lo antes posible: se realiza clara, completa y detallada del niño que incluye la mayor cantidad de información: color de ojos, pelo, estatura, vestimenta al momento de su desaparición, identificación que lo caracterice o diferencie de otros menores, marcas de nacimiento, cicatrices, discapacidad, etc.
También, con la colaboración del testimonio de los testigos, se intenta recopilar todos los datos referentes al sujeto activo del delito: descripción de la persona, coche que conducía, huellas o pistas encontradas en el lugar (colillas de cigarrillos), etc.
Inmediatamente, en los Estados Unidos, se conecta una alerta Ambar. Esta alarma da una descripción del niño y de la persona que lo secuestró. A partir de ese momento, la investigación se considera abierta hasta hallar al niño. A tal fin la policía trabajará con sugerencias y prueba testimonial.
Adultos desaparecidos.
La mayor diferencia entre los niños y los adultos es lo que se presupone o lo que realmente ocurre. A ambos se los considera secuestrados, pero en el caso de los segundos, en muchos casos no se tiene idea si fueron sometidos.
En sendas oportunidades, cuando secuestran a los adultos de manera semejante a los niños, existirá in sospechoso. Sin embargo, resulta más frecuente que un adulto se ausente por su voluntad que un niño.
En la mayoría de los casos se trata de mujeres secuestras por hombres que conocen: maridos o novios. En menor proporción, existen algunos casos, más complejos para su resolución, en donde adultos de ambos sexos son víctimas de un desconocido.
El procedimiento de las fuerzas de seguridad es semejante al anterior:
1) Aquí también se trata de un delito grave.
2) La policía en el estado o país que ha desaparecido está a cargo del adulto, toma medidas, estima el lugar de origen de la desaparición y trata de ubicarlo.
3) Sin embargo, si el adulto secuestrado es conducido a otro estado de los Estados Unidos o a otro país de Europa. El FBI se involucra, y el delito se agrava para el autor.
Protocolo para adultos desaparecidos:
Es ligeramente disímil al anterior: Cuando un niño se encuentra desaparecido, los adultos, a su cargo, se encargan de su paradero por imperio legal. Contrariamente, cuando un adulto se ausenta existe una presunción iuris tantum de que es capaz de presentar un informe, de su situación, de inmediato.
Debido a que los adultos tienen derecho de ir a dónde quieran y cuando lo deseen, no pueden ser declarados desaparecidos hasta que se demuestre lo contrario. En la mayoría de los casos, un adulto debe faltar por veinticuatro horas antes de que se lo dé por desaparecido.
Existe una diferencia en el protocolo cuando existen indicios de que el adulto ha sido secuestrado. Es decir, si existen pruebas de la existencia del delito y testigos del mismo, la investigación se inicia de inmediato.
Estadísticas.
Conforme las mediciones, de las regiones de estudio, el 60% de los secuestradores no dañan al sujeto pasivo. Esto no significa que sean encontrados, existen casos de búsquedas durante años, con el consecuente crecimiento y cambio drástico de la víctima.
En el supuesto de que el secuestrador sea un desconocido, la estadística se modifica radicalmente: depende de cuánto tiempo le demande a la policía encontrar al niño o adulto. Si la búsqueda insume más de dos días, las posibilidades de encontralos/as con vida disminuye de forma significativa.
Asimismo, las cifras arrojan la lamentable realidad empírica de que muchos casos no son resueltos, es decir, la persona desaparece para siempre.
Por lo expuesto, todo parecería indicarnos que la mejor forma de evitar que estos hechos no ocurran es estar atento al peligro. Enseñar a los niños y adultos, a evitar situaciones peligrosas, sobre todo ante el flagelo del crimen organizado, en general, y la trata de personas , en particular.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada